Uncategorized

Con Alateen, elijo mejores opciones

El elegir opciones positivas siempre se me hizo difícil, ya fuera en el hogar o cuando salía con amigos. En el hogar, siempre trataba de intervenir en las peleas. No me importaba si era entre mis padres, o entre uno de mis padres y un hermano o alguien más en la casa.
Cuando empecé a venir a Alateen, me di cuenta de que no tenía por qué intervenir en esta situación. Empecé a ver que cuando intervenía en una pelea, terminaba eligiendo un extremo, y la persona cuyo extremo yo no elegía se enojaba conmigo y me trataba como si yo no fuera un ser humano. No obstante, cuando no intervenía, no habría problema con ninguno de los extremos, y eso representaba para mí una elección positiva.
Sin embargo, es completamente diferente cuando tengo que tomar decisiones acerca de cosas que no se relacionan con mi familia. En muchas ocasiones, la gente me ha pedido que consuma droga. Luego utilizo los instrumentos del programa para elegir opciones positivas y hacer lo que es bueno para mi cuerpo y para mi mente. Hay dos cosas que me mantienen en la forma correcta de pensar de manera que pueda elegir opciones positivas. Estas son la Oración de la Serenidad, la cual me mantiene en calma, y mi lema preferido “Esto también pasará”, el cual me ayuda a pensar en las opciones que están a la mano y si puedo o no vivir fácilmente con la opción que escogí. Cuando asisto a mi reunión con regularidad, utilizo los instrumentos de Alateen con más frecuencia y elijo mejores opciones. Por Rusell D., Connecticut. The Forum, julio de 2010.
Reimpreso con el permiso de The Forum, Al-Anon Family Group Headquarters, Inc., Virginia Beach, Virginia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
YouTube
@alanonvenezuela
WhatsApp
 
Abrir chat
1
💬¿Necesitas ayuda?
Hola, envianos un mensaje de texto para recibir información sobre Grupos de Familia Al-Anon / Alateen
Ir al contenido