Uncategorized

Abriendo caminos

Yo misma decidí ir a Alateen.  Al principio estaba asustada, pero cuando los miembros empezaron a compartir, me di cuenta de que tenían los mismos problemas que yo. Durante cierto tiempo me fue difícil comprenderlos a todos. Creía que yo era la única en el mundo que tenía problemas, pero al mismo tiempo quería recibir ayuda.

Me animaron a seguir viniendo a las reuniones, lo cual hice. Gradualmente, empecé a comprenderme yo misma y a entender a mi familia. Mientras más entendía, más fácil era ayudarme.

Practicar el Duodécimo Paso me abrió las puertas. Descubrí un nuevo tipo de amor hacia mis padres y para conmigo misma. Hice a un lado las dificultades y empecé a tener buenas calificaciones en la escuela.

Alateen un día a la vez. Pág. 93

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
@alanonvenezuela
WhatsApp